Seguridad Comercial


Seguridad comercial. Es uno de los temas más importantes ya que en los centros comerciales se dan cita cientos de miles de personas. Los visitantes de estas grandes superficies pasan horas y jornadas enteras dedicadas a las compras y al ocio. La clave de los centros comerciales está en saber garantizar la protección de las personas que los visitan así como proteger los artículos de sus tiendas frente al robo, ya que supone una gran pérdida de ingresos.

Es evidente que los dos temas, que se mencionan primordialmente, (proteger los bienes y proteger las personas) son de diferente índole y tratamiento, ya que en los Centros Comerciales, tiene una de las variables (el publico) con una muy alta rotación y con concurrencia masiva incremental, sobre todo en horarios pico y días feriados, fines de semana o fiestas y vacaciones, lo cual redobla los esfuerzos de control que deben dedicarse en esos objetivos, en relación con la tasa de población circulante.
Esto, además, no es simple, porque a esto se suma la necesidad de seleccionar el perfil de Vigilante - 
Guardia de Seguridad en connivencia con el tipo, categoría y status de esa población itinerante dentro de los centros comerciales.
Por ello, tanto en este caso como en el de los destinados a algunos complejos residenciales, el hombre de seguridad privada, además de haber realizado los cursos de capacitación, debe ser entrenado en otras disciplinas a saber:
• Trato con el publico;
• Trato con el cliente;
• Derechos Humanos;
• Negociación, Conciliación y Arbitraje (no mediación);
• Lenguaje Corporal y Gestual;
• Disuasión Presencial;
• Legitima Defensa;
• Primeros Auxilios, RCP;
• Operaciones de evacuación;
• Consignas y ordenes (cumplimiento, control y coordinación)